Home

Diario YA


 

El desfile del 75 aniversario de la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi en la 2ª GM

José Luis Orella
El desfile que conmemora el 75 aniversario de la victoria sobre el nazismo en la Gran Guerra Patriótica, como prefieren denominarla los rusos, ha mostrado la relevancia internacional de Rusia, a pesar de la epidemia de covid19.
El presidente Vladimir Putin se expresó de forma clara cuál es su punto de vista con respecto a la 2ªGM: “Es imposible incluso imaginar qué habría sido del mundo si el Ejército Rojo no hubiera salido en su defensa”. En un intento de hacer ver que los 22 millones de soviéticos muertos por el conflicto son el precio que decidió el resultado de la guerra, por lo que se le debe reconocer su principal reconocimiento en la victoria aliada. En este momento, gracias al mundo fílmico, una gran mayoría de la población mundial tiene a EEUU en ese lugar, por el enorme esfuerzo armamentístico que desarrolló, evitando que Gran Bretaña y la propia URSS colapsasen por ausencia de suministros.  En un momento en que muchos países buscan su reconocimiento, aunque no sean comparables los 6 millones de muertos polacos, bajo las diferentes ocupaciones totalitarias, con los belgas, que en su mayor parte fallecieron por los bombardeos aliados en los últimos meses de la guerra.
El desfile fue celebrado en Moscú y fue protagonizado por 14.000 soldados, con más de 200 equipos militares, algunos conmemorativos de la Segunda Guerra Mundial, como los 11 tanques T-34-85, seguidos por siete cañones de artillería autopropulsados SU-100. El convoy fue completado con blindados Tigr-M y Taifun, vehículos de combate de infantería BMP-3, vehículos de combate de apoyo de tanques ‘Terminator’ BMPT, T-72B3, tanques T-14 ‘Amata’, BTR -82A vehículos blindados de transporte de personal, y también vehículos de asalto aerotransportados BMD-4M y transportadores de personal blindados BTR-MDM ‘Rakushka’.


También participaron unidades que tuvieron su bautismo de fuego en Siria, como la artillería autopropulsadas Msta-SM, la Koalitsiya-SV, los sistemas de misiles tácticos Iskander-M y los lanzallamas pesados TOS-1A ‘Solntsepyok’. La columna mecanizada también incluía sistemas de misiles tierra / aire Pantsyr-S1 y sus versiones de Arctic Pantsyr-SA, lanzadores de misiles antiaéreos S-400 y complejos de misiles de defensa aérea Tor-M2. En el aire, las unidades fueron acompañadas por los helicópteros de transporte militar Mi-26 y tres grupos de cinco helicópteros de transporte / ataque Mi-35, reconocimiento / ataque Ka-52 ‘Alligator’ y helicópteros Mi-28. Después aparecieron aviones radar A-50 de largo alcance, aviones de transporte militar Il-76, bombarderos Tu-95MS, Tu-22M3, Tu-160 y Il-78 tanques de reabastecimiento aéreo. Por último aparecieron los cazas MiG-29 y los bombarderos Su-24. Fueron seguidos por los cazas interceptores MiG-31K y aviones de combate multiusos Su-57 de quinta generación.
En este desfile Rusia ha mostrado todo su potencia militar al mundo, en el que han participado unidades de 13 ejércitos amigos, como fueron los destacamentos de Azerbaiyán, Armenia, Bielorrusia, India, Kazajstán, Kirguistán, China, Moldavia, Mongolia, Serbia, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán. En el homenaje floral a los caídos, al presidente ruso Vladimir Putin fue acompañado por el presidente abjasio Aslan Bzhania, el presidente bielorruso Alexander Lukashenko, miembro serbio de la Presidencia de Bosnia y Herzegovina Milorad Dodik, el presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev, el presidente kirguís Sooronbai Jeenbekov, el presidente moldavo Igor Dodon, el presidente serbio Aleksandar Vucic, el presidente tayiko Emomali Rakhmon, el presidente uzbeko Shavkat Mirziyoyev y el presidente de Osetia del Sur, Anatoly Bibilov. Las condiciones marcadas por el covid19 impidieron la llegada de las delegaciones procedentes de la Unión Europea.

 

Etiquetas:Rusia