Home

Diario YA


 

La importancia de saber elegir bien una residencia de ancianos para el cuidado de nuestros mayores

Encontrar una buena residencia de ancianos es una tarea esencial que tenemos que cumplir de cara a poder proporcionar los mejores cuidados, tanto asistenciales como sanitarios, a nuestras personas mayores, con toda la calidad y confianza necesarias para asegurar su bienestar. Es por eso que vamos a comentar a continuación algunos de los puntos más básicos en los que tenemos que fijarnos a la hora de decidir cuál es la residencia correcta para nuestros familiares.

Debido al ajetreado ritmo de vida que llevamos actualmente y a todas las obligaciones diarias a las que tenemos que hacer frente, no siempre podemos encontrar el tiempo suficiente para poder cuidar de nuestros mayores como se merecen. Cuando esto ocurre  y queremos que nuestros familiares sean tratados y asistidos como se merecen, la mejor opción es contratar los servicios de una buena residencia de ancianos o centro de día con el que poder garantizar en todo momento su completo bienestar.

Es por eso que es importantísimo saber elegir bien la residencia, en función de sus características, servicios y personal para estar seguros al 100% de que dejamos a nuestros mayores en las mejores manos. Por ejemplo, una buena alternativa puede ser la Residencia Kirikiño, un centro con años de experiencia en este tipo de cuidados y que cuentan con un valioso equipo, tanto humano como en infraestructuras, que se encargará de velar por el bienestar de los usuarios para hacer su estancia allí lo más cómoda posible para ellos. Vamos a conocer un poco más acerca los puntos básicos que  tenemos que fijarnos a la hora de escoger una residencia y saber que estamos tomando la mejor opción.

Servicios integrales y personalizados

Para garantizar el correcto bienestar de todos los usuarios, tanto a nivel físico como mental, es necesario que la residencia pueda poner en marcha un equipo integral que se pueda adaptar a cada persona. De esta forma, cada anciano podrá recibir los servicios y cuidados más adecuados según su condición, para poner el foco en aquellas áreas que más necesita trabajar para seguir manteniendo su autonomía, ejercitar su memoria o favorecer su movilidad. Por lo que tenemos que elegir una residencia que pueda ofrecer este tipo de servicios personalizados y contar con una amplia gama de actividades como rehabilitación o área de psicología, para poder llevarlas a cabo con las mayores garantías.

De esta forma, podremos favorecer el envejecimiento activo y conseguir que la persona mayor puede llegar a sentirse como en casa, mejorando cada día. Además, todas estas actividades en las que participará le podrán ayudar mucho a la hora de socializar con otros residentes para integrarse mejor y evitar el aislamiento social que tan perjudicial puede llegar a ser. Por lo que una residencia que favorezca la participación activa, tanto para su tratamiento personal como para socializar, es un punto siempre a favor que tenemos que intentar mantener para que la convivencia y la estancia de la persona en el centro sea la más adecuada.

Equipo técnico y humano

El trato personal en el día con el residente es uno de los factores más importantes que debemos buscar siempre a la hora de elegir una residencia de calidad y profesionalidad. Los trabajadores y sanitarios que trabajan allí tienen que ser capaces de ofrecer una comunicación amable, cordial y cariñosa, que haga sentir a las personas mayores como en casa. Una responsabilidad importantísima que hace que el equipo humano sea un aspecto esencial a la hora de juzgar las buenas prácticas de cualquier residencia.

También deberíamos prestar atención al equipo técnico y las infraestructuras, sobre todo en relación a las zonas comunes, la zona de restauración, los dormitorios, el gimnasio, las aulas para la realización de las diferentes actividades, etcétera. Cuando todos estos factores funcionan correctamente y con las máximas garantías, la vida del residente en la residencia elegida podrá ser mucho más cómoda y completa.