Home

Diario YA


 

“Volví la espalda a los gobernantes al comprobar que ahora llaman gobernar al regateo por el poder con la chusma.” Nietzsche.

La UE y EE.UU entregan los afganos a los talibanes

Miguel Massanet Bosch. Se podría decir aquello de que “para este viaje no hacían falta alforjas” y, con mayor motivo todavía, si tomamos en cuenta que esta guerra de Afganistán ha durado 20 años y ha costado muchos cientos sino miles de muertos, tanto a las tropas de la ONU como a las del resto de naciones que han intervenido en ella, principalmente EE.UU y Canadá.

Probablemente si leemos la prensa de estos días una cantidad muy numerosa de periodistas, tertulianos, políticos y enterados no0s pretenderán vender sus respectivas versiones de las causas, motivos, maquinaciones, contubernios y demás zarandajas que se les ocurran para intentar darnos una explicación plausible del porqué una contienda que lleva dos décadas de luchas, muertes, asesinatos, torturas, hambrunas y miserias; tanto unos como otros parece que han decidido (otra explicación no parece que exista) que todo lo pasado no cuenta, que pelillos a la mar y que, en aras a no se sabe que intereses, que tipo de confabulaciones o que clase de sinvergonzonerías, ahora resulta más conveniente entregarles el mando a los talibanes que ¡Oh milagro de la diplomacia!

Parece que, de pronto se han convertido de asesinos inmisericordes, de torturadores de masas y de esclavizadores de mujeres en seres civilizados, que hablan en inglés, que comprometen a crear un gobierno con participación del resto de ciudadanos no talibanes y que, de pronto, de salvajes doctrinarios se van a tornar en educados, sensatos y experimentados gobernantes capaces de sacar a esta pobre nación de las vicisitudes que llevan años padeciendo gracias, precisamente, al fanatismo religioso de estos señores de la guerra.
 

Etiquetas:Afganistan