Home

Diario YA


 

SAN IGNACIO DE LOYOLA: EDUCADOR ESPIRITUAL

    Sin duda alguna, Íñigo de Loyola es el vasco español mas universal.  Este año Ignaciano se conmemoran los 500  de su conversión de la vida mundana y guerrera  de amoríos y conquistas;  desafíos y retos, tomando parte en acciones bélicas heroicas, hasta caer seriamente herido en el sitio de Pamplona en defensa de los intereses de un  rey temporal. Fue en Cataluña en la cueva de Manresa donde vio  la luz de la conversión que cambió su vida dedicándose a lo que sería después la  obra de meditación y superación personal por la gracia divina que plasmaría  en unos de los libros más famosos de auto-ayuda personal y meditación  a lo divino del mundo, el libro de los Ejercicios Espirituales cuyo modelo  es seguido hoy aunque desfigurado y laico por hombres de empresa y altos ejecutivos. Después de su conversión Íñigo, viajó a Tierra Santa como un peregrino pobre. Curso estudió Teología-Filosofía  en Alcalá de Henares. Más tarde  se fue a la Sorbona  de París  donde se hizo famoso por su cojera y por su capacidad de liderazgo. Los jóvenes y osados  estudiantes  que en un principio lo miraban  con recelo por forma de vivir y pensar, fueron seducidos por la capacidad del aquel veterano estudiante, que los hablaba de un mundo sin limites para sus ambiciones en un  institución revolucionaria su Compañía de Jesus con sus dos banderas.

    Su gran proyecto educativo plasmado en la famosa Ratio Studiorum fue durante siglos el referente  educativo  más admirado y seguido en  Occidente y Oriente  en donde el navarro más universal e hijo más querido de Ignacio, Francisco  Javier  quemó su vida anunciando  el Evagelio en la India, Japón, muriendo  solo y apenado sin poder llevar el Evangelio a la misteriosa China,  como Divino Impaciente como lo dramatizó el gran poeta-dramaturgo José María Pemán ,objeto  de  odio de las hordas socialcomunistas -

    Los Hijos de San Ignacio han protagonizado en España una historia  muy interesante y estimada  durante generaciones. Durante  años   los PP. Jesuitas ha configurado la espiritualidad española rigiendo  iglesias y basílicas  del Sagrado Corazón. Casas de Ejercicios Espirituales. Pero en donde  los PP. Jesuitas han dejado y dejan un huella admirable es en la Educación y en la Formación Profesional. Los hijos de San Ignacio rigieron la Universidad Laboral  de Gijón desde su fundación, hasta su partida por motivos de todos conocidos, logrando que la UNI fuera uno de los centros educativos al servicio de los hijos de los trabajadores, más prestigiosos de Europa. Hoy esa labor educativa sigue dando su frutos pese  a medidas educativas restrictivas en el Colegio de a Inmaculada, en el Hogar de  San José, un prestigioso centro de educación de niños y jóvenes con necesidades educativas  especiales y en el Centro de formación profesional de Revillagigedo, el popular GEDO, en cuyas aulas tantos jóvenes  han logrado una formación profesional muy apreciada por los empresarios del metal. En  el Gijón del alma sigue latente el espíritu del vasco mas universal San Ignacio de Loyola.
Fidel García Martínez